Armando Pérez y una bomba de cara a las elecciones