Ante Olimpo, con muchos de las inferiores albirrojas