Amplían la denuncia judicial por el envío de armas a Bolivia

Para la Nación Macri "ordenó y organizó en forma directa" la maniobra de contrabando. Se agrava la situación de Bullrich, Aguad y Otero y se incorporaron nuevos imputados.
Para la Nación Macri "ordenó y organizó en forma directa" la maniobra de contrabando. Se agrava la situación de Bullrich, Aguad y Otero y se incorporaron nuevos imputados.

El gobierno denunció que el envío de armas a Bolivia durante la crisis institucional que terminó con la salida de Evo Morales fue decidido el 12 de noviembre de 2019, en dos reuniones que sostuvo el ex presidente Mauricio Macri junto sus funcionario en Casa de Gobierno.

Entre ellos se contrarían su jefe de Gabinete Marco Peña y su Secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; sus colaboradores Gerardo Milman y Eugenio Burzaco; el titular de Gendarmería, Gerardo Otero y toda la plana mayor de las fuerzas federales de seguridad.

El 12 de noviembre, un día después de la autorización del envío del Grupo Alacrán para proteger la embajada argentina en Bolivia, se resolvió –dice la denuncia- el envío de pertrechos adicionales, que terminaron en poder de las fuerzas bolivianas que apoyaban a la senadora que ocupó la presidencia, Jeanine Añez.

Ese material (70.000 cartuchos calibres 12/70 AT; 100 spray de gas lacrimógeno; 61 granadas de mano gas de hostigamiento CN; 160 granadas de mano CS; y 360 granadas de mano HC) no estaba previsto en el envío de armamento para los Alacranes y es lo que apareció ahora en los depósitos de las fuerzas de seguridad bolivianas.

Tras una cronología día por día y hora por hora de las reuniones y su correlato con decisiones administrativas documentadas en la ampliación de la denuncia, el gobierno consideró que "la orden de enviar ese material fue tomada directamente por las máximas autoridades del Gobierno de Macri".

La ampliación involucra a actores que hasta ahora no habían aparecido, entre ellos el ex canciller Jorge Faurie. El 12 de noviembre fue el día en que se confirmó que Jeanine Añez tomaría ilegítimamente el poder en Bolivia. Y ese día, a primera hora de la mañana, se reunió Faurie con Mauricio Macri.

Unas horas después de esa reunión, Macri, Bullrich y Peña ordenaban ampliar el listado de armamento a enviar, incluyendo la parte del material que luego sería contrabandeado", sostiene el texto.

También precisa el rol del comandante de Gendarmería: "No era normal que Otero visitara la Casa Rosada. De hecho, la reunión del 12 de noviembre de 2019 fue la primera vez que Otero visitó la sede de gobierno en todo ese año. Una hora y media después de esa reunión, a las 14:48, Fabián Salas, Jefe de la Agrupación Fuerzas Especiales Alacrán de Gendarmería Nacional, envió un fax a la Fuerza Aérea Argentina".

"Salas informó que, además del equipamiento informado el día anterior, se incluirían también" los pertrechos que terminaron en manos de las fuerzas bolivianas.

"Oscar Aguad, ex Ministro de Defensa, puso a disposición el avión Hércules C-130 que sirvió de medio de transporte. Jorge Faurie, ex Canciller, generó la coartada necesaria para engañar al servicio aduanero: la "protección de la Embajada", mediante la cual se ocultó que la verdadera finalidad de una parte del material enviado era, en realidad, fortalecer las fuerzas golpistas de Bolivia", añade la nota.

"Mientras se preparaba el contrabando que tendría lugar esa misma noche, Mauricio Macri se reunía en Casa Rosada con todos los involucrados en la maniobra", resumió.

Fuente. Télam