Alberto y CFK se negaron a negociar un "ajuste con el FMI"

El presidente cerró el acto en Plaza de Mayo y aseguró que "la Argentina del ajuste es historia". Además, le habló a su vice y le prometió que "no se negociará nada" que ponga en riesgo al país.
El presidente cerró el acto en Plaza de Mayo y aseguró que "la Argentina del ajuste es historia". Además, le habló a su vice y le prometió que "no se negociará nada" que ponga en riesgo al país.

El presidente Alberto Fernández aseguró que "la Argentina del ajuste es historia" y resaltó que en las tratativas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar la deuda que contrajo la gestión de Cambiemos "no se negociará nada que signifique poner en riesgo el crecimiento y el desarrollo social" del país.

Al encabezar junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en Plaza de Mayo el festival "Democracia para siempre" para celebrar el Día de la Democracia y los Derechos Humanos, acompañados por los exmandatarios de Brasil, Lula Da Silva, y de Uruguay, José "Pepe" Mujica; Fernández reivindicó el pago de la totalidad de la deuda externa con el FMI en 2005, realizada por el expresidente Néstor Kirchner.

"No somos los que no queremos pagar deuda, tampoco somos los que la tomamos, somos los que tenemos que hacernos cargo de la deuda que nos dejan a nosotros", enfatizó el jefe de Estado.

"Tranquila Cristina, no vamos a negociar nada que ponga en riesgo" el crecimiento o el desarrollo del país; "no tengas miedo", dijo Fernández ante una señal de asentimiento de la vicepresidenta.

El mandatario recordó además que "muchas veces el FMI le soltó la mano a presidentes argentinos y así puso en crisis la institucionalidad de la Argentina".

Luego, mirando a la multitud que ocupaba la Plaza de Mayo, aportó: "Si el FMI me suelta la mano voy a estar tomado de la mano de cada uno de ustedes, de cada argentino y de cada argentina".

"Nosotros, como hicieron Néstor (Kirchner) y Cristina, vamos a cumplir con las obligaciones que asumieron otros, no nosotros. Pero el día que esas obligaciones las tomemos nosotros como propias, eso no va a ser a costa de la salud pública, de la educación pública, de los salarios, de las jubilaciones. Porque la Argentina del ajuste es historia, no hay posibilidades que eso ocurra", subrayó el jefe de Estado.

Además, Fernández ratificó que el gobierno sigue "haciendo todo lo necesario para que el último culpable se haga cargo de la responsabilidad que le cupo en la noche más negra que Argentina vivió", en alusión a la última dictadura cívico militar.

Destacó que la Argentina "hoy preside el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas "y eso es el resultado de que la comunidad internacional ha premiado y reconocido la conducta" del país en esta materia.

El presidente convocó a todos los sectores a "construir otra Argentina, una Argentina libre, justa y soberana como siempre hicimos los peronistas", y expresó que su gobierno trabajará para que "la justicia siga siendo justicia, sin encubrir o perseguir".