Alberto Fernández habló ante la prensa tras la visita a Milagro Sala en Jujuy

Mientras el mandatario apuntaba contra la prisión preventiva, afuera del recinto ciudadanos se manifestaron en rechazo a la visita presidencial a la detenida.
Mientras el mandatario apuntaba contra la prisión preventiva, afuera del recinto ciudadanos se manifestaron en rechazo a la visita presidencial a la detenida.

El presidente Alberto Fernández visitó este miércoles a la dirigente política Milagro Sala, quien se encuentra internada desde hace algunos días con el diagnóstico de "trombosis venosa aguda" en la clínica Los Lapachos. Su charla quedó registrada en varios videos y fotografías con mensajes afectuosos del mandatario a la detenida por corrupción: "Somos muchos los que queremos verte bien".

Tras su visita, Fernández brindó una conferencia de prensa en el nosocomio donde Sala se encuentra internada, donde manifestó que es una "presa política" que sufre "persecución". Criticando a la Justicia y al gobernador Gerardo Morales, el Presidente afirmó que "Ninguna sociedad funciona bien sin un estado de derecho que respete los derechos humanos. Prolongar detenciones preventivas es una forma de violar los derechos humanos".

"Es un caso paradigmático en la Argentina. Lo que le ocurre a Milagro no quiero que le ocurra a ningún argentino. No estoy pidiendo por su inocencia sino que estoy pidiendo el juzgamiento respetando las leyes argentinas, que los juicios se hagan sin presiones políticas, sin intencionalidades persecutorias, solo con el debido proceso", dijo Fernández, quien viajó a la provincia acompañado por la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; el diputado Eduardo Valdés; y el asesor y filósofo Ricardo Forster.

Mientras tanto, en la puerta del nosocomio se manifestó un grupo de vecinos que rechazó la visita del presidente a la detenida con carteles con leyendas como "Jujuy desoído", "También somos argentinos", o "Víctimas de Milagro Sala".