Alberto Fernández asegura que no habrá reforma laboral

El presidente insistió en "Cambiar planes por empleo", y apuntó que La prohibición de despidos y la doble indemnización no van a sostenerse en el tiempo". Fue en el cierre del Coloquio de IDEA.
El presidente insistió en "Cambiar planes por empleo", y apuntó que La prohibición de despidos y la doble indemnización no van a sostenerse en el tiempo". Fue en el cierre del Coloquio de IDEA.

Durante su charla en el cierre del 57° Coloquio de IDEA, el presidente Alberto Fernández anunció que el Gobierno prepara un decreto marco para crear un sistema que permita a los beneficiarios de planes sociales pasar a emplearse en la actividad privada "sin perder ese derecho", una medida que consideró vital para el combate de la pobreza. "Cambiar planes por empleo debe ser nuestro primero objetivo", dijo el jefe de Estado.

Fernández detalló que desde el Gobierno están "disponiendo a través de un decreto marco un sistema que posibilite que los que hoy son beneficiarios de planes puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho. Necesitamos impulsar el empleo registrado". "La asistencia del Estado no puede ser el remedio ante la falta de empleo", sentenció el mandatario, quien aseguró que van a trabajar para que "los que hoy son beneficiarios de planes sociales sean empelados de la actividad privada sin perder derechos".

Fernández dijo que se necesita "buscar soluciones a los conflictos y el primer gran problema es terminar con la desocupación creando empleo genuino". Sobre la doble indemnización y la prohibición de despidos, señaló que ambas medidas fueron "dispuestas en un momento de excepción y no van a sostenerse en el tiempo".

“Las medidas de excepción que hemos tomado (prohibición de despidos y doble indemnización) deben ser entendidas de ese modo. Han sido dispuestas en un momento de excepción y no van a sostenerse en el tiempo”, explicó.

Leer más: Coloquio IDEA: Martín Llaryora disertó en la 57° edición

En otra instancia, el mandatario reafirmó la decisión es encontrar un rápido acuerdo con el FMI, pero aclaró que porque sea rápido no debe ser un mal acuerdo: "Vamos a seguir discutiendo hasta que estemos seguros que tendremos los recursos necesarios para poner de pie la economía argentina y garantizar el trabajo en nuestro pueblo. Solo a partir de allí, comenzaremos a hacer frente a las obligaciones que hemos heredado".

"Necesitamos que las tasas que se aplican se reduzcan, ganar tiempo para empezar a pagar y extender al máximo posible los tiempos de cumplimiento de esa deuda. Los que hoy proponen tomar más créditos para pagar este crédito, en realidad son los mismos que generaron esta deuda y después dijeron 'reperfilarla' para profundizar así aun más la crisis", señaló.

Señaló que "ese crédito estamos obligados a pagarlo en tres años. Eso significa que en 2022 y 2023 debemos pagar más de USD 19.000 millones en capital e intereses en cada año"."Necesitamos que las tasas se reduzcan y ganar tiempo para empezar a pagar y extender al máximo posible los tiempos de deuda", sostuvo el jefe de Estado. Dijo que se debe "resolver el problema de la deuda haciendo que la misma sea sostenible, que no nos condene a la postergación". "Debemos crecer, acumular reservas y empezar a pagar", sostuvo el jefe de Estado.

Leer más: La inflación de septiembre fue del 3,5%, en el año acumula un 37%

Por otro lado, Fernández le reprochó a los empresarios que "los precios se incrementaron de una manera incomprensible". El jefe de Estado lanzó esa advertencia tras conocerse que la inflación se disparó al 3,5% en septiembre último. Advirtió que el Gobierno debe aplicar todas las medidas que hagan falta para evitar que la inflación siga deteriorando el poder adquisitivo y que algunos sectores ganen a costa de todo el resto.

También les dijo a los empresarios que la prohibición de despidos y la doble indemnización "no van a sostenerse en el tiempo". Dijo que fueron medidas adoptadas excepcionalmente por su Gobierno para atender la crisis económica provocada por la pandemia. Fernández se quejó, además, de que "en la Argentina somos una sociedad con bandos en pugna".

Señaló que la Argentina "está saliendo de un momento único: una pandemia que arrasó economías, empresas y puestos de trabajo y acabó con millones de vidas". "El vértigo de lo vivido no nos ha permitido reflexionar. Hoy después de muchos cuidados y de vacunas, somos sobrevivientes y semejante privilegio nos exige reflexionar ya no sobre lo ocurrido, sino que nos impone el deber de construir una sociedad de nueva, donde el desarrollo sea constante y la justicia social deje de ser una consigna para convertirse en realidad", sostuvo.

Leer más: CGT Córdoba marcha contra la reforma laboral

Ante ese escenario, dijo creer "oportuno convocarlos a unir esfuerzos en la construcción de esa nueva sociedad. Soy el Presidente de todos. Sé muy bien que somos desde hace años una sociedad con bandos en pugna, tirando cada uno de una punta de la soga. De ese modo, logramos que las fuerzas se contrarresten".

Fernández propuso: "Ya es hora de que tratemos de profundizar nuestros acuerdos y minimizar nuestras diferencias. No se trata de unificar ideas, pero la pluralidad debe ser sifónica para que la armonía haga sonar muy bien al sistema democrático". El mandatario planteó entre los principales problemas a resolver de forma conjunta el de la desocupación, a partir de la creación de empleo genuino y sostuvo que "la asistencia del Estado no puede ser el remedio" ante esa situación, sino solo una medida paliativa".

"No existe otro remedio que la inversión privada para lograr un desarrollo sostenible, esa ha sido nuestra convicción desde siempre", señaló.

Fuente: NA