Alberto a favor de “libertades restringidas”

El presidente Alberto Fernández avaló este lunes que los presos comunes integrantes de grupos de riesgo de contagio de Covid-19 accedan al accedan al beneficio de la prisión domiciliaria.

Las cárceles del país en las últimas horas fueron escenario de motines y enfrentamientos como expresión del reclamo de presos ante el avance de la pandemia de coronavirus. Hubo motines en la cárcel de Devoto, en los penales de Florencio Varela, Santa Fe y Corrientes. También, la situación se replicó en Mendoza y en las últimas horas en el penal de Villa María, Córdoba, presos iniciaron una huelga de hambre y advirtieron una posible toma.

Al respecto, Fernández señaló: "Las cárceles son un lugar de concentración humana muy riesgosa. El contagio y la contaminación pueden darse con muchísima facilidad". En esta línea, se mostró a favor de las "libertades restringidas" con pulseras electrónicas para controlar a los detenidos fuera de las cárceles.

Si bien su postura causó cuestionamientos, el Jefe de Estado recordó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ya había recomendado a los países que integran el Pacto de San José de Costa Rica atender la situación sanitaria en las cárceles frente al avance de la pandemia.

Al mismo tiempo, Fernández reconoció: “Es un tema complicado porque además se mezcla con criterios de Justicia. Hay gente que está detenida, no tienen condena aún y están exponiéndose peligrosamente".