El impuesto a la riqueza alcanzará a más contribuyentes

Luego de que la Cámara de Diputados diera media sanción al proyecto de Ley de Aporte Extraordinario para las grandes fortunas, el gobierno anunció que pagarán el impuesto a la riqueza más contribuyentes que los 9.300 estimados inicialmente.

Deberán pagarlo quienes tengan patrimonios superiores a los $200 millones al día que se apruebe la iniciativa, que aún debe pasar por el Senado, destinada a financiar gastos por la pandemia. Además indicó que para este impuesto "se va a tener que hacer una declaración jurada y presentar cuál es el patrimonio".

Las declaraciones juradas de bienes personales fueron calculadas según el tipo de cambio de fines de 2019, que era de $59,90.  Ahora tendrán en cuenta la del día que el Senado apruebe la ley, que podría ser la semana próxima. De este modo el tipo de cambio se ubicará por encima de $80, 35% más.

En un informe al Congreso, Marcó del Pont había estimado que este aporte recaudaría unos $300.000 millones. La recaudación de este aporte se destinará 20% a la compra y/o elaboración de equipamiento e insumos críticos para la emergencia sanitaria, 20% a las pymes, 15% a los programas para el desarrollo de los barrios populares, 20% a becas al programa integral de becas Progresar y 25% a programas de exploración y desarrollo de gas natural, a través de Enarsa.

Ante las críticas que la iniciativa recibe de sectores empresariales, Marcó del Pont señaló: "Nadie va a tener que vender sus máquinas. El aporte no afecta la producción. Recae sobre la riqueza de los individuos que está financiada". Ahora se tomarán las del día que se apruebe la ley, que el Senado podría votar la semana próxima, por lo que el tipo de cambio se ubicará por encima de $80, 35% más.

La funcionaria también señaló que "la rebaja de los impuestos más progresivos que implementó el gobierno anterior no redundó en más inversión y empleo, sino en más timba financiera".