AFIP extendió beneficios para monotributistas y otros contribuyentes

El conjunto de herramientas tienen como finalidad facilitar y agilizar los distintos trámites que realizan las y los contribuyentes
El conjunto de herramientas tienen como finalidad facilitar y agilizar los distintos trámites que realizan las y los contribuyentes

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extiende un conjunto de beneficios que tienen como finalidad facilitar y agilizar distintos trámites que realizan las y los contribuyentes.

Se trata de tres herramientas que están previstas en tres resoluciones generales que serán publicadas el próximo lunes, pero que ya están vigentes desde el año pasado en el marco de la emergencia sanitaria.

Los beneficios son los siguientes:

Exclusiones monotributo
La Resolución General Nº 5108 suspende hasta el 3 de enero de 2022 las exclusiones de oficio de monotributistas. Además se establece que ningún monotributista será dado de baja del régimen por falta de pago en diciembre de 2021.

Presentaciones Digitales
La Resolución General Nº 5105 extiende hasta el 31 de diciembre la obligatoriedad del uso de la plataforma que permite a los contribuyentes realizar gestiones online sin necesidad de concurrir a una dependencia. Hay más de 90 trámites disponibles.

El servicio ofrece la posibilidad de iniciar un nuevo trámite, completar la información de uno anterior, visualizar en qué estado se encuentra, cancelarlo o guardar una copia de respaldo, entre otras opciones. Inclusive permite a los ciudadanos acreditar la condición de apoderados o representantes legales de empresas. Para utilizar el servicio es necesario contar con clave fiscal y Domicilio Fiscal Electrónico, registrado y confirmado.

Datos Biométricos
Hasta el 31 de diciembre se renueva la vigencia de la excepción de registrar los datos biométricos. De esta forma, los ciudadanos no deben concurrir a las dependencias para registrar su foto, firma y huella dactilar.

Planes de Facilidades
La Resolución General Nº 5106, por su parte, extiende los beneficios en las condiciones de los planes permanentes de pagos para quienes desarrollan actividades críticas. La normativa, que busca asistir a las empresas afectadas por la pandemia, suspende hasta el 31 de enero de 2022 el requisito que establece que las cuotas mensuales de los planes no pueden superar el 25% del promedio de ingresos mensuales de cada contribuyente.