Según la UNESCO, alumnos de primaria tienen serias dificultades en ortografía

Alumnos de tercer y sexto grado presentaron elevadas dificultades en las convenciones de ortografía y puntuación. Junto con los resultados, se difundieron recomendaciones a maestros.
Alumnos de tercer y sexto grado presentaron elevadas dificultades en las convenciones de ortografía y puntuación. Junto con los resultados, se difundieron recomendaciones a maestros.

Alumnos de primaria de tercer y sexto grado de la Argentina presentaron elevadas dificultades en las convenciones de ortografía y puntuación, aunque mejoras en vocabulario y seguimiento de las temáticas, de acuerdo con unas pruebas de la UNESCO tomadas antes de la pandemia de coronavirus y cuyos resultados se difundieron en las últimas horas.

Se trata de un examen sobre Escritura del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) llevó adelante en países de América Latina, incluyendo a la Argentina en 2019. Junto con los resultados, se difundieron además recomendaciones a profesores y maestros.

La prueba de escritura, que se tomó en cada uno de los 16 países de América Latina y el Caribe y de la que participó la Argentina, consistió para tercer grado en la redacción de una carta narrativa sobre un viaje y un texto de presentación de un baile tradicional folclórico nativo. Para sexto grado, se pidió una carta de petición y un texto descriptivo de un animal inexistente.

Uno de cada cuatro alumnos argentinos de tercer grado presentó “algún error de concordancia como confundir el género o número” en las convenciones ortográficas y la mitad del total “no hizo uso correcto de los signos de puntuación”, según informó la oficina regional de UNESCO para América Latina.

Para la corrección se evaluaron tres aspectos o indicadores: el dominio discursivo (propósito comunicativo y adecuación a la consigna, género y, en el caso de sexto grado, además, registro); el dominio textual (vocabulario, coherencia global, concordancia oracional y cohesión textual) y las convenciones de legibilidad (ortografía y puntuación).

Según las conclusiones del examen, “en términos generales, en tercer grado, los estudiantes argentinos tuvieron un mejor desempeño en el dominio textual que en el discursivo, el 80 por ciento mantuvo el tema central del texto, sin repeticiones ni imprecisiones en el uso de las palabras, ubicándose en el nivel más alto de desempeño". Si bien la mayoría escribió textos cohesionados, es decir con concordancia entre las oraciones, “un quinto de los estudiantes de tercer grado presentó algún error por ausencia de referentes o de nexos”.

Claudia Uribe, directora de la OREALC/UNESCO Santiago, precisó que “la escritura es una competencia altamente demandante a nivel cognitivo y, a diferencia del lenguaje oral, no se desarrolla en la mayoría de las personas de manera natural” y acotó que “es por ello que hay que enseñarla desde los niveles más tempranos del proceso educativo y seguirla practicando y enseñando de manera intencional a lo largo de toda la trayectoria escolar”.