OPS advirtió sobre la relajación de las medidas de salud pública en América

El organismo precisó que más de la mitad de las muertes en la última oleada se produjeron en personas mayores de 65 años, pero muchas otras fueron entre quienes aún no habían recibido la vacuna contra el coronavirus.
El organismo precisó que más de la mitad de las muertes en la última oleada se produjeron en personas mayores de 65 años, pero muchas otras fueron entre quienes aún no habían recibido la vacuna contra el coronavirus.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Carissa Etienne advirtió la complacencia en torno al uso de mascarillas, los viajes y las reuniones en lugares cerrados, los cuales crearon una oportunidad perfecta para que la variante Ómicron del Covid-19 se propagara rápidamente por toda la región y aumentara las muertes.

En este sentido, la funcionaria afirmó en un comunicado: "Las medidas reducidas de salud pública fueron insuficientes para reducir la escala de esta ola. Y ahora nos enfrentamos a las consecuencias: un aumento de las infecciones que está provocando un incremento de las muertes".

Asimismo, Etienne remarcó que la variante Ómicron "ha demostrado que las vacunas que tenemos a mano pueden proteger a la mayoría de nosotros de la enfermedad grave y la muerte" e instó a vacunar principalmente a los grupos de alto riesgo.

En tanto, la OPS detalló que los países de la América notificaron 3,3 millones de casos nuevos y más de 34.000 muertes relacionadas con el Covid-19 en la última semana, y puntualizó que, en América del Norte, Estados Unidos registró 17.000 muertes, el número mayor de esa subregión.

Por su parte, los países de Centroamérica y del Caribe informaron un aumento de las muertes por el virus, así como un incremento de las hospitalizaciones, que alcanzó el 19% en algunos países y territorios del Caribe oriental. En América del Sur, las muertes por Sars-Cov-2 en Brasil alcanzaron las cifras más altas hasta el momento, estableciendo un récord para esta ola.