150 efectivos de Gendarmería allanan sede de Camioneros

150 efectivos de la Gendarmería Nacional realizaban este mediodía un allanamiento en la sede del Sindicato de Camioneros del barrio porteño de Constitución. El operativo se daba en el marco de la causa sobre presunta asociación ilícita entre dirigentes de Independiente -ya que el titular del gremio Hugo Moyano es presidente de ese club- y la barrabrava. Hugo Moyano y su hijo Pablo, el secretario adjunto del sindicato de Camioneros, se encuentran en las puertas de la organización sindical presenciando el operativo. "Por más que nos apreten, nos multen o nos hagan juicios no vamos a dejar de defender a los trabajadores", aseguró este último.

Según fuentes gremiales, el operativo fue dispuesto por la jueza de Avellaneda, Brenda Leticia Madrid, que reemplazó al suspendido magistrado Luis Carzoglio y fue dispuesto por la justicia de Lomas de Zamora. En esa causa por asociación ilícita impulsada por el Fiscal General Adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, el juez Carzoglio se negó a allanar la sede deportiva, el fiscal apeló y la Sala II de Cámara de Apelaciones ordenó volver a analizar el tema. Ante ello, la jueza suplente Madrid decidió hacer lugar a los solicitado por el fiscal Scalera y decidió allanar hoy las instalaciones del sindicato de Camioneros.

La acusación está basada en la declaración del antiguo jefe de la barrabrava, Pablo "Bebote" Álvarez, "arrepentido" en la causa. "Estos gendarmes tendrían que estar cuidando las fronteras. Bebote Álvarez es un personaje utilizado por (la ministra de Seguridad Patricia) Bullrich para apretarnos", denunció Moyano en la puerta del sindicato en el barrio de Constitución. "Quieren seguir demonizando a los Moyano y al sindicalismo", afirmó por su parte el abogado del gremio y exjuez Daniel Llermanos.