fbpx
Más Noticias

Peritos aseguran que la muerte de Pérez Volpin «fue violenta»

En la primera jornada del juicio, el endoscopista y la anestesista reiteraron su inocencia. Por otro lado, la pareja de la comunicadora dijo que ella "estaba normal" antes de la intervención que causó su fallecimiento.

En la primera audiencia del juicio oral y público que comenzó este lunes por el fallecimiento de la periodista Débora Pérez Volpin en el Sanatorio de La Trinidad, peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema señalaron que la muerte fue «violenta». «Hubo una perforación instrumental del esófago que estaba sano y se produjo una hemorragia», declararon los peritos ante el juez Javier Anzoátegui. Además, señalaron que «no se detectaron patologías preexistentes» y sostuvieron en sus testimonios que la «gravedad de las lesiones no se podían revertir».

En el juicio, están imputados el endoscopista Diego Bialolinkier y la anestesista Nélida Inés Puente.

«Hubo un pasaje de gas de alta presión de una fuente externa al estómago que produjo un daño», dijeron los peritos, y explicaron que «normalmente el estómago recibe de 1 a 1,9 litros de aire por día y acá recibió 4 litros de gas en breves instantes que produjeron estas lesiones». «Al abrir el abdomen se escuchó la salida del aire», dijo uno de los forenses y agregó que se detectaron múltiples desgarros.

Por su parte, Enrique Sacco, pareja de Débora Pérez Volpin, aseguró que su mujer se encontraba «con una molestia estomacal pero estaba normal» antes de realizarse la endoscopia que derivó en su muerte.

Las declaraciones de la anestesista y el endoscopista

La anestesista Nélida Puente apuntó contra en el endoscopista Diego Bialolinkier y sostuvo que fue ella misma quien se percató en un momento del procedimiento de que «el tórax y el abdomen» de la periodista estaban «hinchados como un tonel». «En un momento del procedimiento la paciente se movió y se le cayó el brazo hacia adelante. Ahí me di cuenta de que la panza estaba dura y grande. Diego, mirá, le dije. Él estaba mirando el duodeno, me decía qué bien se veía y buscaba ver un cálculo. Entonces le insistí: Diego, aspirá, le dije. A los dos nos impresionó, creo que se asustó mucho», dijo Puente sobre Bialolinkier.

«Fue todo un flash, rápido. Además de tener el labio y el párpado hinchados, la mandíbula crepitaba», recordó y agregó que en ese «momento crítico y de hipermergencia» llamaron «tanto a la cardióloga como a los terapistas».

Por su parte, el endoscopista brindó unas breves declaraciones: «Estoy convencido de mi inocencia; no hay ninguna posibilidad de que yo haya causado lo que pasó», aseveró .

El juicio oral y público, que tiene su primera jornada en el inicio de la feria judicial de invierno, contará con 58 testigos que darán sus testimonios en las audiencias, que se desarrollarán todos los días hábiles a partir de las 9:30. Tanto Bialolinkier como Puente se encuentran acusados de «homicidio culposo» por la muerte de la periodista y legisladora porteña, quien falleció cuando le practicaban una endoscopía en el Sanatorio La Trinidad de Palermo, donde había concurrido el lunes 5 de febrero de 2018 por la tarde producto de una molestia estomacal.

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close