fbpx
Noticias

Narcoescándalo en Río Cuarto: descabezan cúpula policial

El gobierno de Córdoba tomó la decisión luego de que se vinculara a los ex titulares de la Departamental en hechos de lavado de dinero, narcotráfico y homicidios.

El gobierno de Córdoba dispuso la renovación de la cúpula de la Departamental Río Cuarto de la Policía provincial, tras la vinculación de los ex titulares de la fuerza en hechos de lavado de dinero y narcotráfico y a la seguidilla de homicidios ocurridos este año en la capital alternativa de la provincia. El secretario de Seguridad de la provincia de Córdoba, Alfonso Mosquera, confirmó que esta mañana asumió como nuevo jefe departamental el comisario mayor Walter Héctor Huerta, quien será secundado por el comisario inspector Hernán Gustavo Etcheverri, y que los motivos de la renovación eran “de público conocimiento”. “El gobierno tiene un compromiso de hierro con la investigación de las causas de narcocriminalidad y crimen organizado”, afirmó el funcionario.

Mosquera, que es de Río Cuarto, vinculó los siete asesinatos que se produjeron en este 2019 a episodios relacionados a “violencia urbana”: “Esta seguidilla de hechos ocurridos en estos 40 días, que son homicidios dolosos, fueron fundamentalmente circunscriptos a relaciones interpersonales y no como productos de casos de inseguridad. Son producto de violencia urbana”. Por su parte, tras ser presentado, Huerta habló en rueda de prensa y aseguró que “evaluarán horarios y sectores críticos”, aunque evitó pronunciarse sobre los casos de lavado de dinero y narcotráfico que implican a ex miembros de la departamental, al expresar que “esta cuestión la tendrá que dirimir la Justicia”. “Vamos a concentrar nuestros esfuerzos donde se han suscitado estas situaciones, el principal objetivo es recuperar la confianza del vecino y consolidar lazos”, dijo el nuevo jefe policial.

El episodio final que derivó en la renovación de la cúpula policial de Río Cuarto ocurrió la semana pasada, cuando fue detenido el jefe de investigaciones de la Departamental, subcomisario Gustavo Oyarzábal, investigado por el presunto encubrimiento de las maniobras de narcotráfico y lavado de dinero que llevaba a cabo una banda integrada, entre otros, por Claudio Torres, un hombre asesinado a balazos frente a la puerta de su casa en Río Cuarto el 16 de enero último. Oyarzábal había sido pasado a retiro en enero pasado y fue apresado el jueves último a raíz de la investigación que lleva adelante la Justicia Federal de Río Cuarto, que ya tiene 21 imputados, de los cuales 16 permanecen detenidos. El subcomisario se desempeñó durante muchos años como jefe de Procesamiento de Telecomunicaciones en la Departamental Río Cuarto y luego pasó a la Jefatura de Investigaciones, donde se ocupó de casos policiales trascendentes de la ciudad.

Respecto al homicidio de Torres, Mosquera afirmó que “se trata de un homicidio íntimamente vinculado con la narcocriminalidad y el crimen organizado. Tiene todas las características de ese tipo”.”Estas bandas tienen un enorme poder económico y desafían permanentemente a las instituciones del Estado de Derecho en Argentina y el mundo. Por lo tanto, las políticas deben ser políticas de Estado en las que estén involucrados todos los sectores. Y nunca para Córdoba ni para el gobierno nacional hubo grietas ni especulaciones políticas de ninguna naturaleza”, dijo. Además, Mosquera consideró que “Río Cuarto es un lugar clave del corredor bioceánico central” para la permanencia del narcotráfico.

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close