fbpx
Más Noticias

Mauricio Saillén: «Cuatro paredes no son un límite»

El encarcelado líder del Surrbac escribió en Bouwer una carta que se leyó en la fiesta de fin de año del sindicato. Afirmó que las acusaciones que pesan en su contra se deben a que su "voz molesta y mucho a aquellos que no quieren un pueblo trabajador digno, culto y pensante"

Mauricio Saillén, el encarcelado secretario general del Sindicato Único de Recolección de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac), escribió una carta en Bouwer que se leyó en la fiesta de fin de año del sindicato. En la misiva, fechada el 28 de noviembre, aseguró que vive su encierro con «alegría y felicidad por ustedes y por lo que viene». «Hace 17 años que de una u otra manera quieren encerrarme. Hacerlo para los mercaderes del poder es encerrar derechos, encerrar dignidad, encerrar lucha, encerrar logros, encerrar mi voz (la voz que nunca nadie pudo acallar ni comprar)», escribió en la carta, que causó lágrimas entre los presentes, incluido su hijo Franco.

Y agregó que la suya es «la voz de los invisibilizados de esta sociedad, de aquellos que comen salteado, de aquellos que sufren porque sus hijos sufren. La voz de aquellos que eran humillados en las puertas de las empresas y hoy caminan orgullosos de ser ‘recolectores'». «Mi voz se convirtió en la de miles. Mi voz se convirtió en la de muchas y muchos. Mi voz se convirtió en molestia. Claro que mi voz molesta. Molesta y mucho a aquellos que no quieren un pueblo trabajador digno, culto y pensante. Molesta a aquellos que se dicen dirigentes y entregan a sus compañer@s con paritarias de hambre», dijo.

Sin embargo, remarcó que que «el encierro no puede contra quien sueña, contra quien piensa, contra quien ha batallando siempre. Cuatro paredes no son un límite para alguien al que siempre le pusieron palos en la rueda y sigue aquí, sigue estando y su mente y espíritu trascienden cualquier barrera».

Además de desearles a los trabajadores felices fiestas, dijo que «pronto, muy pronto, podré abrazarlos uno por uno, porque no existe en este mundo persecución o poder que me pueda arrodillar». «¡Palabra de recolector!», cerró.

En la fiesta, se sortearon autos de alta gama, dinero en efectivo y actuaron los artistas Midachi, Ulises Bueno y Jorge Rojas, entre otros.

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close