fbpx
Actualidad

Fernández quiere que «la grieta se termine»

El candidato presidencial del Frente de Todos prometió que, de acceder al gobierno, no hablará de "la herencia". "Nosotros somos algo nuevo, somos mucho más que kirchnerismo", afirmó. Críticas a Macri por la economía, el acuerdo del FMI y por las nuevas medidas.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que si resulta electo en octubre no hablará de «la herencia» ni le echará «la culpa a nadie». En dos extensas entrevistas que concedió a La Nación y Clarín, Fernández también dijo que lo que se necesitaba es que «la grieta se termine» porque «no se puede vivir en una sociedad de los unos contra los otros».

En ese sentido, criticó el argumento del Gobierno de atribuir esa situación «al pasado», es decir a la administración kirchnerista. «El pasado son los cuatro años inmediatamente para atrás. Es muy difícil esa retórica, la podés aplicar cuando sos es una expectativa. Pero Macri no es una expectativa. Es un hecho verificado, y tiene que explicar lo que hizo y ahí es donde todo se le hace muy difícil», interpretó.

Ampliando sus explicaciones en torno a la grieta, explicó que tanto los medios como el kirchnerismo la «irradian». «Es una decisión en la que todos tenemos que decir ‘podemos seguir así’. Que la locura de uno no termine diciendo que alguien por trabajar en un diario es un antipatria y que la locura de un diario no diga que todo lo que está enfrente se llama corrupción y delincuencia», explicó. «Tenemos que respetarnos. Yo toda mi vida fui un crítico de Cristina y no me expliquen cómo ahora me convirtieron en un kirchnerista ultra», pidió.

Ante la pregunta sobre si se considera un «dirigente kirchnerista», respondió que sí: «Yo fundé el kirchnerismo con Néstor. Pero también fui crítico de otra etapa del kirchnerismo. Nosotros somos algo nuevo, somos mucho más que kirchnerismo. Es el reencuentro de un movimiento que alguna vez estuvo junto y otra vez se separó. Nosotros somos un tiempo de reencuentro, donde el kirchnerismo es una parte muy importante», explicó.

Por otro lado, le pidió al presidente Mauricio Macri que «explique al FMI por qué no cumplió» lo acordado, en pos de renegociar el acuerdo firmado por el actual gobierno. Asimismo, reiteró lo que le dijo durante la semana al presidente Macri en una conversación telefónica que mantuvieron, respecto a la necesidad de ser «responsable» y resolver «si va a ser candidato o si va a ser Presidente», ya que «si (el mandatario) va a actuar como candidato nos va a meter en muchos problemas». «Ya lo veo venir. Ya las primeras medidas que tomó son muy complejas. Y ahí está actuando como candidato, no está actuando como Presidente», advirtió el candidato peronista.

Asumió que «el gran problema que tiene la Argentina hoy es la economía y lo que los argentinos padecen es una caída de la calidad de vida». Sostuvo también que «el problema central que tuvo Macri fue una mala lectura de cómo combatir la inflación», porque afectó «el consumo y la producción» y, por lo tanto, «el empleo», con la consecuencia inmediata de «empujar a gente a la pobreza», por lo que adelantó que si fuera electo presidente, vendrán «cuatro años de mucho esfuerzo».

Dijo también que esperaba que el presidente «preste atención a las recomendaciones del Banco Central de tratar de preservar las reservas» porque, afirmó, «es lo único que nos queda después de todo el daño que se ha hecho», al tiempo que advirtió: «Si el lunes hubieran puesto todas las reservas del país, no hubieran parado el precio del dólar».

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close