fbpx
Noticias

Bolivia: la delegación argentina denuncia violaciones a los derechos humanos

El relevamiento detectó casos de asesinatos, desapariciones forzadas, torturas y abusos sexuales luego del golpe de Estado. Asimismo, denunciaron amenazas a dirigentes, periodistas y observadores internacionales.

La Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblo Boliviano afirmó este martes, tras recoger más de cien testimonios en el país vecino, que detectó graves violaciones a los derechos humanos como “la desaparición forzada de personas, asesinatos, torturas, delitos sexuales, persecución selectiva de líderes de movimientos sociales, ataque contra los gobernantes y funcionarios del gobierno de Evo Morales, confección de listas negras, represión en manifestaciones públicas, restricción a la libertad de prensa, espionaje y escuchas ilegales”. En un informe que fue presentado en público mediante una conferencia de prensa, en la sede de SiPreBA, aseguraron además que no pudieron culminar su labor «por las amenazas explícitas del Ministro de Gobierno (de facto) Arturo Murillo y el accionar de grupos de choque civiles».

Asimismo, denunciaron las masacres de Sacaba (Cochabamba) que tuvo «al menos seis muertos, centenares de heridos y detenciones arbitrarias tras el accionar de las Fuerzas Armadas» y la de «Senkata (Ciudad del Alto) con al menos nueve muertos, personas desaparecidas, centenares de heridos y detenciones arbitrarias, consecuencia del accionar de las Fuerzas Armadas».

La Delegación también constató «situaciones de tortura en espacios públicos y dependencias estatales. Asimismo, constatamos diversos casos de violaciones y abusos sexuales graves propiciados por integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad». Asimismo, denunciaron «métodos de amedrentamiento que incluyeron la destrucción de viviendas particulares, incendios, destrucción de viviendas de familiares, humillación pública y linchamientos» a dirigentes y sus familiares. Por otro lado, denunciaron que «el poder judicial se encuentra sometido al gobierno de facto» y que existe «hostigamiento policial y parapolicial a delegaciones internacionales de derechos humanos, incluyendo operaciones de espionaje y escuchas ilegales».

“Este proceso que dice tener una salida institucional es imposible si no hay un proceso de verdad y justicia. Hemos recibido y visto situaciones y denuncias que configuran crímenes de lesa humanidad”, señaló el jurista Roberto Carlés, uno de los abogados integrantes de la Delegación. “Está claro que lo que hace falta es la actuación de un órgano supranacional como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos», pidió Carlés.

La delegación estuvo integrada por organizaciones de derechos humanos y sociales, que partieron el viernes para Bolivia. Apenas pisaron el aeropuerto fueron recibidos por grupos civiles que los increparon y amedrentaron y fueron demorados por la policía local. Asimismo, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, les advirtió que serían detenidos si cometían un acto de “sedición” o “terrorismo”.

«Hoy en Bolivia hay terrorismo de Estado”, concluyó Carlés. La Delegación redactará y dará a conocer, en los próximos días, un informe completo detallando cada uno de los casos relevados en el marco de la nuestra visita.

Ver más

Artículos Relacionados

Close
Close