El Gobierno ya avisó al TSJ que eliminará Anticorrupción

La decisión ya está tomada y le fue comunicada en conversaciones informales a integrantes del Tribunal Superior de Justicia: el Gobierno provincial se encamina a eliminar la Anticorrupción.

Fue creado en el primer paquete de leyes que envió José Manuel de la Sota en su primer período de gobierno y entró en vigencia a principio de 2004. Desde ese momento hasta hoy tuvo una observación recurrente en la política, la propia Justicia y otros sectores: la de no haber promovido ninguna investigación que involucre a personajes de cierto nivel con poder político o económico.

Nació con una sola fiscalía que luego fue ampliada a dos, con el argumento de que las investigaciones no avanzaban por la acumulación de causas, pero con la duplicación de fiscalías tampoco trajo efectos concretos.

Actualmente, la Fiscalía número 2 está vacante desde que su anterior titular, Gustavo Hidalgo, fue ascendido a juez del mismo fuero, apenas días después de haberse salvado en votación dividida de un Jurado de Enjuiciamiento por no avanzar en expedientes que involucraban al Gobierno provincial, como la construcción del Camino del Cuadrado, Kolektor y la conexión del Lava Jato brasileño con los gasoductos cordobeses, entre otros.

Más allá de que no fue destituido, sobre Hidalgo pesa una denuncia penal de los legisladores Aurelio García Elorrio, Juan Pablo Quinteros y Liliana Montero por “encubrimiento agravado” en razón de su actuación en los mencionados casos.

La Fiscalía número 1 en cualquier momento también queda vacante porque su titular, Hugo Amayusco, está por jubilarse.

Se completa con una Cámara en lo Criminal, un Juzgado de Control y una Fiscalía de Cámara.

Si bien el proyecto del Ejecutivo todavía está en plena elaboración, la intención –corroborada a este diario por miembros del gabinete provincial– es que una Cámara específica asigne en las distintas fiscales de Instrucción del fuero penal las causas vinculadas con supuestos delitos cometidos por funcionarios públicos y los denominados “de guante blanco”.

Señales

Desde hace un tiempo se viene analizando en el Gobierno provincial la idea de eliminar el polémico fuero, que sólo avanzó y concluyó procesos de muy poca monta en casos de corrupción. Y en las últimas conversaciones del año de los funcionarios schiarettistas y operadores políticos con integrantes del Tribunal Superior se les adelantó que se avanzará con la idea, aunque no está definido en los tiempos que se dará.

Desde el Centro Cívico no hubo ningún comentario oficial al respecto. Pero un funcionario de primera línea admitió que el proyecto para derogar el fuero Penal, Económico y Anticorrupción avanza a paso firme, que ya sondearon a los sectores vinculados con la Justicia y que uno de los escollos puede llegar a ser la sensible interna peronista, en razón de que se trata de una creación de De la Sota.

Algunos especulan que puede ser anunciado en el discurso de apertura de sesiones del 1° de febrero de Juan Schiaretti en la Legislatura, mientras que otros consideran que a la iniciativa le falta un tiempo de maceración.

Lo cierto es que el Tribunal Superior, sacudido también por su propia interna que llevó a una completa votación para renovar su presidencia hace semanas, ya envió señales de la necesidad de avanzar en una ley que sepulte el fuero creado por De la Sota.

Primero se anunció el Observatorio Anticorrupción para permitir el acceso a los ciudadanos al seguimiento de los casos que involucren dineros públicos. Y, cuando se conoció esa novedad, la propia titular del Tribunal Superior dijo a La Voz: “El funcionamiento del fuero Anticorrupción no es satisfactorio, por las razones que sean, el Poder Legislativo puede tomar muchas alternativas relacionadas con ese fuero. Su creación no obedeció a un proyecto en el que tuvo intervención el TSJ. Si a lo largo del tiempo no resultó satisfactorio para los legisladores, es una competencia que se puede modificar”.

Tarditti habló sabiendo que la eliminación del fuero y el regreso de la investigación de los casos de corrupción a las fiscalías de Instrucción tenían la venia del Ejecutivo provincial.

En la Legislatura se han presentado al menos una decena de proyectos de la oposición para eliminar el fuero Anticorrupción. Muchos de esos proyectos tienen los mismos autores que, año tras año, cuando la iniciativa perdía estado parlamentario, la volvían a presentar.

Unión por Córdoba jamás aceptó siquiera debatirlos en comisión. Uno de los que presentó estas iniciativas es el juecista Juan Pablo Quinteros.

Consultado sobre la posibilidad de que ahora la Unicameral trate una iniciativa de ese tipo impulsada por el Ejecutivo, sostuvo: “Eliminar el fuero Anticorrupción es el reconocimiento de un rotundo fracaso en materia de lucha contra la corrupción política.

O lo que es peor: es reafirmar lo que la oposición sostiene desde hace años acerca de que el fuero Anticorrupción fue garante de la impunidad”.

“Eliminarlo no hará que se extingan las responsabilidades de sus fiscales y jueces de tantos años de sumisión al poder político”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password